TALLER SEVILLA

Buenos días!!!

De nuevo traigo al blog la crónica de otro taller, una nueva experiencia, otro estupendo día reconfortante y enriquecedor.

Ayer me fui hasta Coria del Rio (muy cerquita de Sevilla capital) a hacer un álbum desestructurado con un grupo de ocho chicas maravillosas. Como tantas veces he escuchado decir, cada taller es un mundo, cada experiencia aporta algo diferente y siempre (absolutamente siempre, sin excepción) se aprende algo. Para mí el taller de ayer suponía el reto más complicado hasta la fecha, porque el nivel y experiencia de las asistentes era, en muchos casos, superior al mío.

Sé que a la mayor parte de mis “alumnas” de ayer (me suena hasta presuntuoso llamarlas alumnas, cuando el alumno podría perfectamente haber sido yo) no les enseñé nada que no supieran. Más aún, aprendí mucho de ellas, y sobre todo volví a casa con una lección reforzada: siempre hay que ser humilde. Ellas, como digo, sabían tanto o más que yo… pero generaron el ambiente ideal para disfrutar de un día de taller, me hicieron sentir sumamente cómodo, todas (como no podía ser de otro modo) terminaron su trabajo, y tuvimos tiempo de salir a comer, hablar de scrap, de cosas personales, arreglar un poco el mundo, hacer fotos, tomar unas cañas y reírnos bastante.

Gracias a Bárbara, Lidia, Beatriz, Loreto, Belén, Chari, Lourdes y Estefanía por la oportunidad que me habéis regalado, por vuestra excelente predisposición, por vuestra simpatía (¡¡¡¡vivan las sevillanas!!!!) y por hacer que todo saliese perfecto. Ojalá volvamos a vernos. Un beso enooorme a todas!!!


 



 

 

 

 

 



 

 

 

 

15 DE ABRIL: OTRO DÍA GENIAL

Ayer viví otro de esos días que uno recuerda durante muchísimo tiempo. Un día completo, con un taller por la mañana y otro por la tarde: ambos me dejaron un excelente sabor de boca.

“Elena 1” y “Elena 2 (las chicas de la tarde) me encantaron, me cayeron de maravilla, se me pasaron las horas volando y el taller salió a la perfección… Creo que se fueron muy contentas con sus álbumes, y que las volveré a ver de nuevo en futuros talleres…







…pero si algo me dejó una huella muy muy muy especial del día de ayer fue el taller de la mañana, un taller infantil al que asistieron seis niñas entre 9 y 12 años para hacer una “exploding-box” y me dieron una lección magistral de ilusión, humildad, sencillez, educación, simpatía, espontaneidad, colaboración, agradecimiento, generosidad, paciencia, ganas de trabajar y una creatividad A-LU-CI-NAN-TE.

Estas seis niñas extraordinarias (Olivia, Lucía, Elena, Laura, Marina y Carol) provocaron que algo cambiase en mí. Fueron tal vez las horas en las que más a gusto me he encontrado y más he disfrutado con lo que estoy haciendo. Es como si me hubiesen quitado una venda de los ojos, como si con ellas todo fuese muchísimo más fácil y tuviese muchísimo más valor.

Me fascinó verlas trabajar, me sorprendió muy gratamente comprobar la atención que prestaban a cada explicación, cómo se ponían de acuerdo para compartir los papeles, cómo les brillaban los ojos y se entusiasmaban al ver utilizar una simple troqueladora de bordes, cómo aprovechaban hasta el más insignificante recorte de papel para utilizarlo en sus trabajos, con qué educación se pedían las cosas por favor entre ellas, con qué paciencia aguardaban su turno… y hubo un detalle que terminó de emocionarme, cuando ya todas habían terminado el taller (en menos tiempo del que había previsto) y una de ellas (Lucía) me dijo “Mario, por favor, no llames todavía a nuestras madres, que queremos seguir otro rato!!!”: eso no tiene precio. Por mucho que intente expresar en palabras lo que sentí ayer, siempre me quedaré corto.




 

Hoy la crónica ha sido larga… pero la ocasión lo merecía. ¡Hasta la próxima!

VIVA BADAJOZ!!!

Buenos días a tod@s!!!!

El pasado domingo viví uno de mis días más felices y completos desde que conocí este vicio llamado Scrapbooking. Tuve la oportunidad de viajar hasta Badajoz para impartir un taller y el LUJAZO de compartir el día con cinco chicas extraordinarias, a quienes les tengo muchísimo que agradecer, desde el interés y empeño que pusieron para que la organización del taller llegase a buen puerto, hasta el cariño, la simpatía, la solidaridad y el buen rollo que me transmitieron.

No me extiendo en más literatura, prefiero que las imágenes hablen por sí mismas.

Por mi parte, algo muy simple: Raquel Ortiez, Raquel Mora, Mayca, Mamen y Vanessa… GRACIAS Y HASTA MUY PRONTO!!!!!!!


El álbum...


 


 





 



 


 



 







 


 


...y las personas, la verdadera riqueza del scrap...









Este soy yo...

Mi foto
Me asomé al scrap tratando de llenar mis horas de soledad, y sin darme cuenta me vi atrapado en un mundo absolutamente apasionante...

Seguidores

Mario Alonso. Con la tecnología de Blogger.